Girl webcam without registration free - Dating azdg powered by lv

Por tal motivo, los cursos de tecnología educativa, de didáctica, de educación física o de diseño curricular (no únicamente como teoría) y de investigación (no como una clase de) son espacios donde no sólo se utiliza la técnica de seminario sino también la de taller; donde además de la reflexión se estimula el saber hacer.

Pues un maestro que reflexiona, que discute con sus colegas y que construye maquetas o diseña prototipos es un profesional cabal de la docencia.

La primeras pondrán el énfasis en el trabajo intelectual para estimular la reflexión y la creatividad; las segundas son estrategias que aplica el profesor para establecer las condiciones operativas de sus cursos; las terceras, constituyen el conjunto de recursos e indicaciones para el trabajo en grupo y en equipo; y, finalmente, las de aplicación son las estrategias para orientar el trabajo de campo o de contraste de la teoría con la práctica.

El mejor ejemplo docente del problema de la transferencia del concepto al objeto de estudio es la preparación de una clase de un curso o la sesión de un seminario, pues se tiene que definir con precisión el fundamento teórico del tema y señalar el cómo de su desarrollo en el grupo y qué productos se pretenden lograr al término del proceso.

La preparación de la clase paso a paso El proceso de preparación de una clase se puede ajustar a cinco pasos básicos; enseguida se desarrolla dicho proceso de manera puntual.

En la planeación de cualquier actividad -pero, principalmente, en la de formación profesional- es muy importante definir qué se va a hacer y cómo, pues tener claro el tipo de producto que se elaborará facilita el proceso de docencia.

Por lo tanto, la definición de las estrategias de actuación equivale a iluminar la pista por donde se deslizará el vehículo de las ideas y la expresión verbal y escrita.

Y, muy frecuentemente, esta labor se torna difícil para el docente de estos profesores en servicio porque, si se carece de la experiencia suficiente, los alumnos suelen saber más que el maestro del proceso de enseñanza y aprendizaje.

En virtud de que estos profesores en servicio docente han desarrollado habilidades y prácticas para la enseñanza por exigencia de la necesidad cotidiana de resolver problemas de didáctica, los primeros contactos docentes, en la actualización, están matizados de expectación y desconfianza.

Por lo tanto, cuando a estos profesores se les cuestiona sobre los fundamentos teóricos de algún proceso docente, sus respuestas son vagas porque, simultáneamente, están consultando a su experiencia y a su stock de memoria sobre lo que conocen del tema en cuestión.

Y, si a su juicio los profesores tienen suficiente información sobre el tema, no se angustian; de lo contrario, si no encuentran significados en su intelecto, su incertidumbre crece.

La enseñanza de cursos de teoría educativa (como son los de filosofía de la educación, de psicología del niño y del adolescente; o bien los que se refieren al desarrollo del pensamiento pedagógico o de política educativa), generalmente, se le facilitan al maestro de cualquier escuela normal o de centro de actualización.

Tags: , ,